Tomate

Se trata del segundo subsector en importancia en el Archipiélago tras el plátano. Tradicionalmente, cuenta con una elevada trascendencia desde el punto de vista de la exportación, aunque también mantiene cierta presencia en prácticamente todas las islas para el consumo local.tomates

Según los últimos datos publicados por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación en 2008, durante los últimos 10 años, el número de hectáreas dedicadas a este cultivo se ha reducido en un 8,1% en términos medios en cada uno de los años. No obstante, el rendimiento medio anual ha aumentado durante el mismo periodo en un 1,3%, hasta alcanzar las 85,7 toneladas por hectárea. Por provincias, Las Palmas produce el 65,5% del tomate cultivado en Canarias, frente al restante 34,5%, que se produce en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

En lo que se refiere al empleo, el cultivo del tomate genera 12.000 puestos de trabajo directos, a los que además hay que sumar 15.000 empleos indirectos en sectores como el transporte, la industria química, papel y cartón, construcción de invernaderos etc. En total, un total de 27.000 empleos dependen del sector tomatero, lo que supone un 3,4% del total de los ocupados en Canarias.

La situación por la que attomates4raviesa este producto es delicada: desde la campaña 1995-1996, durante la que se registró un máximo de 356.220 t hasta la actualidad, se ha registrado un periodo de descenso interanual continuado, hasta llegar a las 127.865 t de la campaña 07/08, y las 101.892 t de 2008-2009. Esto se explica en gran medida por el incremento de la oferta en el mercado europeo comunitario de tomates procedentes de países terceros, principalmente de Marruecos, que compiten durante todos los meses del año, lo que ha provocado una saturación del mercado, con la consiguiente pérdida de rentabilidad.

Las últimas campañas se han visto afectadas además por la incidencia de una plaga de reciente introducción, la polilla del tomate (Tuta absoluta); en la campaña 2009-2010, han influido además los fenómenos meteorológicos adversos acaecidos durante los primeros meses del año 2010.

Las perspectivas de futuro del sector pasan por alcanzar la máxima calidad técnico-comercial posible e intentar minimizar los costes derivados del transporte. Las ayudas gestionadas por parte de la administración local y estatal resultan en muchos casos insuficientes. Otra reivindicación es la necesidad de acelerar la implementación de un plan de modernización de las infraestructuras, para impedir adecuadamente la entrada de las plagas.

tomates3