Vitivinícola

Los primeros viñedos llegaron a Canarias entre finales del siglo XV y principios del XVI, procedentes desde distintas zonas de Europa. La naturaleza volcánica de los suelos y la perfecta adaptación de las cepas a los numerosos microclimas de las islas las han convertido en una reserva vitivinícola de excepción.

A esto hay que unir el hecho de que el vino forma parte importante del patrimonio cultural isleño, arraigado de forma popular, con alta expansión del conocimiento y práctica de las tradiciones enológicas, dando lugar a una exquisita diversidad de caldos de gran calidad.

vitivinicola8De esta forma, la vid representa el primer producto de secano del Archipiélago. Por provincias, Santa Cruz de Tenerife produce cerca del 78% del total, mientras que Las Palmas representa el 22% restante. En ambos casos, esta producción se destina principalmente al mercado interior.

Durante la última década, la superficie dedicada a este cultivo ha ido en aumento. Respecto a la producción, fluctúa anualmente según las condiciones climáticas registradas: el exceso de humedad, sobre todo cuando las lluvias aparecen durante el periodo de máxima sensibilidad, entre la floración y el cuajado del racimo, fomenta la aparición de brotes de mildiu; las altas temperaturas deshidratan las bayas, dejando los racimos en estado de pasificación; y otros sucesos puntuales, como los incendios, condicionan fuertes variaciones en las toneladas de uva recolectadas.PENTAX Image

Según los planteamientos de la Estrategia Vinos de Canarias 2008-2013, las fortalezas del subsector vitivinícola se basan en la calidad objetiva de los vinos de las DO de Canarias, así como en la peculiaridad de determinadas variedades locales. Las oportunidades derivan de la mejora en las posibilidades de comercialización de las marcas, atendiendo a sectores diferenciados según la oferta gastronómica, del arraigo de la cultura vitivinícola, la asociación entre los vinos canarios y el “sabor local”, el incremento de la conciencia ambiental y la demanda de lo natural por parte de los consumidores. Por su parte, las debilidades parten de una situación de descoordinación generalizada en el sector, la carencia de una personalidad única, las limitaciones de la producción y, sobre todo, de los elevados costes que dificultan la competitividad.

Los viticultores canarios ven necesario un aumento del apoyo institucional con la aprobación de un paquete de medidas específicas para el subsector. Todo esto unido a un adecuado control del fraude que se origina con vinos foráneos comercializados en las islas, y finalmente, al desarrollo de una buena promoción de nuestros caldos en el sector de la restauración y la hostelería.

Denominaciones de origen

  • D.O. Abona (Tenerife)- Esta comarca cuenta con 1995 has. de cultivo (714 inscritas en el Consejo Regulador), entre las cotas de 210 a 1780 m. Comprende los viñedos de Fasnia, Arico, San Miguel, Granadilla de Abona, Adeje, Arona y Vilaflor. El 80% del cultivo produce la variedad blanca Listán Blanco. También se usan Malvasía, Moscatel, Gual, Verdello, Sabro y Bermejuelo. En cuanto a las variedades tintas, las más comunes son Listán Negro y Negramoll. Blancos, Rosados y Tintos componen la oferta de vinos de esta denominación.vitivinicola6
  • D.O. La Gomera- La Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias reconoció en diciembre de 2003 la denominación de origen “La Gomera” para los vinos producidos en la isla, siendo por tanto la Denominación de Origen más joven entre las canarias. Las variedades más cultivadas en la Isla son: Forastera Gomera Blanca (75%)-, Listán Blanco (12%), Listán Negro (5%) y en menor proporción Bermejuela, Negramoll y otras.
  • D.O. Gran Canaria- Esta Denominación ocupa el 99% del territorio de la isla de Gran Canaria. Se divide en tres Agrupaciones de Tratamiento Integrado, que abarcan las subcomarcas Centro, Sur y Norte. Las variedades de uva preferentes son las negras Listán Negro, Negramoll, Tintilla y Malvasía; y las blancas Malvasía, Gual, Pedro Ximénez, Marmajuelo, Breval, Vijariego, Albillo y Moscatel.
  • D.O. El Hierro-  En esta isla se elaboran vinos blancos con cuerpo, nervio y personalidad; rosados de fresco afrutado y consistencia, y matices anaranjados; y tintos de intensa coloración, robustos, de potencia y calidez en la boca. Predominan las variedades de uva blancas, Listán Blanca y Vijariego. Las tintas son minoritarias, destacando Listán Negro (Negramuelle) y Mulata (Negramoll).
  • D.O. Lanzarote- Abarca los siete municipios de Lanzarote y se distinguen tres zonas principales: La Geria, situada entre Yaiza y Tías, con su peculiar paisaje cubierto de ceniza volcánica, en el que la viña se cultiva en hoyos excavados y rodeados de muros de piedra semicirculares; Masdache-Tinajo, que representa la zona más extensa; y Ye-Lajares, comprendida entre los municipios de Haría y Teguise. Las variedades con las que se elaboran los caldos de Lanzarote son: Malvasía, Listánvitivinicola7 Blanco, Moscatel, Diego, Burra Blanca, Breval, Pedro Ximénez, Listán Negra y Negramoll.
  • D.O. La Palma- La Denominación de Origen La Palma se extiende por gran parte del contorno insular, entre las cotas de 200 a 1.200 m. Se diferencian tres subzonas de producción: Hoyo de Mazo, que comprende los municipios de villa de Mazo, Breña Baja, Breña Alta y Santa Cruz de la Palma; Fuencaliente-Las Manchas, que comprende los municipios de Fuencaliente, El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte; y Norte de La Palma, que engloba los municipios de Puntallana, San Andrés y Sauces, Barlovento, Garafía, Puntagorda y Tijarafe. Las principales variedades de uva blanca son: Albillo, Bastardo blanco, Bermejuela, Bujariego, Burra blanca, Forastera Blanca, Gual, Listán Blanco, Malvasía, Moscatel, Pedro Jiménez, Sabro, Torrontés y Verdello. En cuanto a variedades tintas, destacan: Almuñeco o Listán Negro, Bastardo Negro, Malvasía Rosada, Moscatel Negro, Negramoll, Castellana, Listán Prieto y Tintilla.
  • D.O. Tacoronte-Acentejo (Tenerife)- Esta región fue la primera en Canarias que obtuvo la “Denominación de Origen”, reconocida por la Comunidad Autónoma y por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en 1992. Comprende los viñedos de los municipios de Tegueste, Tacoronte, El Sauzal, La Victoria, La Matanza, Santa Ursula y las localidades de Guamasa, Tejina y Valle Guerra. Los vinos blancos se elaboran fundamentalmente con Listán Blanco, y una pequeña proporción de mezcla de variedades como Gual y Malvasía. En los tintos encontramos Listán Negro y Negramoll. Otras variedades presentes en la comarca son Forastera, Marmajuelo, Moscatel, Pedro Ximénez, Tintilla, Torrontés, Verdello o Vijariego.vitivinicola5
  • D.O. Valle de Güímar (Tenerife)- La comarca vitivinícola del Valle de Güímar está situada en el sureste de la isla de Tenerife, y comprende los viñedos ubicados en los términos municipales de Güímar, Candelaria y Arafo. Las variedades autorizadas en la Denominación de Origen,  ordenadas según su importancia en cuanto a superficie son: Listán Blanco, Gual, Malvasía, Moscatel, Vijariego y Verdello (blancas), y Listán Negro, Negramoll y Tintilla (tintas). También están autorizadas pero con muy pequeña presencia: Malvasía Tinta, Moscatel Negro y Vijariego Negro.
  • D.O. Valle de La Orotava (Tenerife)- La zona de producción de los vinos amparados por la Denominación de Origen “Valle de La Orotava” está constituida por los terrenos ubicados en los términos municipales de La Orotava, Los Realejos y Puerto de la Cruz. En estos municipios del Norte de la isla de Tenerife, los viñedos se encuentran a una cota de altitud que va desde 250 a 700 metros sobre el nivel del mar. Las variedades principales de uva blanca son Listán Blanco, Gual, Malvasía, Verdello y Vijariego, mientras que entre las tintas destacan Listán negro, Malvasía Rosada y Negramoll.vitivinicola1
  • D.O. Ycoden-Daute-Isora (Tenerife)- Esta comarca comprende los municipios de San Juan de la Rambla, La Guancha, Icod de los Vinos, Garachico, Los Silos, Buenavista del Norte, El Tanque, Santiago del Teide y Guía de Isora. Ycoden Daute Isora dedica actualmente el 80% de su superficie al cultivo de Listán Blanco y Listán Negro, mientras que el 20% restante lo dedica a las demás variedades autorizadas: Tintilla, Malvasía Rosada, Negramoll, Castellana, Baboso Negro, Bastardo Negro, Moscatel Negro y Vijariego Negra (tintas); y Bermejuelo o Marmajuelo, Gual, Malvasía, Moscatel, Pedro Ximénez, Verdello, Vijariego, Albillo, Baboso Blanco, Bastardo Blanco, Forastera Blanca, Sabro y Torrontés.